El éxito lo construyen las personas

Una empresa que se preocupa de sus colaboradores realiza una importante inversión para su futuro. Al implementar políticas que apunten a un desarrollo integral de quienes trabajan en una compañía, no sólo se contribuye a mejorar el clima interno, sino que además se obtiene una mejora en la productividad y en los resultados. Eso está comprobado.

Para lo anterior se requiere tiempo y creatividad para constantemente estar creando nuevas alternativas que permitan cubrir las necesidades de las personas, sobre todo si se trata de instituciones de mayor tamaño y con presencia a nivel nacional.

En BancoEstado Microempresas lo entendemos así y desde el comienzo nos propusimos crear un estilo, una forma de trabajar donde las personas ocupan un importante lugar, ya que son el principal motor de nuestro desarrollo como institución, lo que con el tiempo nos ha traído numerosos reconocimientos, como ser una de las mejores empresas para trabajar en Chile y ganar el premio a la Mejor Empresa para Padres y Madres que trabajan (entregado por Revista Ya de El Mercurio y la Fundación Chile Unido), además de tener premios a la calidad en el ámbito nacional e Iberoamericano.

Este es un camino que a las empresas chilenas, no transnacionales, les ha costado seguir. Nosotros tenemos un lema, "Nuestro mejor camino, las Personas". Buscamos tener trabajadores alegres y comprometidos con su trabajo. Para ello la familia debe ser parte del andar de la compañía. Un colaborador contento está en armonía con una familia feliz. Si un integrante de ella tiene un problema de salud, debe contar con la preocupación y el apoyo de la empresa. Este estilo es devuelto con creces por los trabajadores, quienes sienten el respaldo que tienen detrás.

Otros factores que inciden en esta ruta a la excelencia son los sueños y aspiraciones de las personas. Aquí juegan un papel fundamental los espacios de participación, donde cada trabajador pueda entregar feedback a las jefaturas respecto de temas que puedan afectar la gestión de la empresa. Para ello se deben implementar políticas y programas tendientes a fortalecer competencias y desarrollar liderazgos, así como también a promover la movilidad interna, otorgando oportunidades a los trabajadores de desarrollar sus capacidades en otras áreas. Cuando hay una vacante, la búsqueda debe empezar por casa.

La grandeza de una empresa está en las personas que la conforman. Los beneficios que se obtienen al desarrollar iniciativas que concilien el trabajo con la familia superan con creces los costos económicos involucrados. A nivel internacional está demostrado, donde existen compañías con índices de clima interno excelentes. Así es posible también dar un servicio de excelencia, ya que al contar con trabajadores felices se pueden tener clientes felices, con mejores niveles de satisfacción. Personas alegres y con pasión en el trabajo, la clave del éxito.

Comentarios

Más en Opinión